Competitividad y problema energético

A pesar de que la planta de aluminio de San Ciprián es eficiente en consumo de electricidad por tonelada de aluminio producido y relativamente competitiva en otros costes de producción, su competitividad queda lastrada por la ausencia en España de un marco energético competitivo.

Para comprender bien este punto – clave para analizar la situación actual en la que se encuentra la fábrica – conviene explicar por qué es tan crítico el marco energético para la planta de aluminio de San Ciprián.

El coste de energía ha representado el 40% de los costes totales de producción de aluminio primario en los últimos años hasta 2020, porcentaje que se eleva hasta más del 60% en 2021.

En cuanto a la relevancia frente a valor que representa la energía en el negocio, el parámetro reconocido y utilizado para determinar la relevancia en una instalación en particular es la relación entre su consumo eléctrico y su valor añadido bruto1. Este parámetro, para la planta de Aluminio de San Ciprián, supera de forma incuestionable los mínimos establecidos en la regulación y los de otros sectores.

1,5 kwh/€

Mínimo establecido en el Estatuto de los consumidores electrointensivos para cualificarse como actividad electro-intensiva

359,6 kwh/€

Resultado en la planta de aluminio primario de San Ciprián en 2020

Fuente: RD 1106/2020 y Resolución de Ministerio de Industria, Turismo y Comercio


Para hacerse una idea de hasta qué punto la competitividad de la planta de San Ciprián queda comprometida por la falta de un coste de electricidad competitivo en España y no por otros costes o ineficiencias, basta con comparar los costes de producción con los del resto de plantas de aluminio del mundo:

► Ocultar tabla▼ Mostrar tabla

Comparativa costes de producción en $/tAl
San Ciprián Aluminio vs. Resto de plantas de aluminio en el mundo

World San Ciprián
Energía Otros costes Total Energía Otros costes Total
2017 541 1225 1766 714 1170 1884
2018 562 1372 1934 987 1517 2504
2019 515 1172 1687 925 1251 2176
2020 499 1050 1548 887 1055 1942
2021 Est. 580 1222 1802 1843 1216 3059

Fuente: Alcoa en los costes de San Ciprián (CAP) y CRU2 en la media de costes mundiales (World LMC)

La evolución histórica de los precios finales de energía pagados por la planta de aluminio de San Ciprián ha pasado de una media de 35€ por MWh en el período 2013-2017 a incrementarse hasta los 50€ por MWh en el periodo 2018-2020 y a dispararse hasta el entorno de los 100€ por MWh en 2021 (con un precio por encima de 170€ por MWh en el último trimestre del año), incluso con las medidas regulatorias de compensación de CO2 y el Estatuto del Consumidor Electrointensivo aprobado en diciembre de 2020.

► Ocultar tabla▼ Mostrar tabla

Evolución del precio eléctrico final en €/MWh
San Ciprián Aluminio incl. retribución por servicio de interrumpibilidad

Precio final Precio final con compensación*
2013 29.6 -
2014 33.7 -
2015 39.3 -
2016 31.7 -
2017 41.2 -
2018 54.4 51.1
2019 54.2 47.4
2020 51.8 49.0
2021 Est. 105.0 96.0

*Precio final con compensación de costes indirectos de CO2 y Estatuto

De hecho, el precio final en 2021 de la energía en España para la industria electro-intensiva es aproximadamente, según la Asociación de Industrias Gran Consumidoras de Electricidad (AEGE), un 140% y un 50% más caro que en Francia y Alemania respectivamente3.

En cuanto a la producción de aluminio primario, el precio de energía de San Ciprián es aproximadamente, según CRU un 200% y un 180% más caro que en la media de precios de sus competidores en el mundo y en la UE, respectivamente.

► Ocultar tabla▼ Mostrar tabla

Comparativa precio eléctrico en €/MWh
San Ciprián Aluminio vs. Resto de plantas de aluminio en el mundo

2018 2019 2020 Est. 2021
Canada 15 14 15 16
CIS 23 22 18 18
Middle East 22 23 23 23
United States 28 28 25 27
Africa 27 29 26 28
South America 27 28 27 27
Europe 32 29 24 28
Australasia 30 29 28 30
Asia 33 33 28 28
China 40 39 37 38
EU avg 39 33 27 34
San Ciprián 51 47 49 96

Fuente: Alcoa y CRU (Smelter power tariffs by region). Incluye para San Ciprián compensación de costes indirectos de CO2 y Estatuto

El Estatuto del Consumidor Electrointensivo, aprobado tras las constantes peticiones por parte de las Industrias de Gran consumo Eléctrico en España (AEGE) en los últimos años, no ha aportado la solución que la industria del aluminio primario necesita para su viabilidad. Las medidas que propone son insuficientes y están cargadas de incertidumbre, ya que no evita que haya limitaciones presupuestarías que impidan llegar a las cantidades máximas autorizadas por la Comisión Europea como ha ocurrido hasta la fecha.

De esta forma, el precio no competitivo de la electricidad para San Ciprián es el principal responsable de que la planta haya acumulado aproximadamente unos 160 millones de euros en pérdidas en los tres últimos años (2018-2020) o 120 millones de euros, si se considera la compensación de costes indirectos de CO2.