Alcoa, el líder del sector del aluminio en España y en todo el mundo, ha conseguido un coeficiente de accidentes e incidentes en el centro de trabajo (coeficiente LWD) que es inferior en España en 100 veces a la media de los sectores industrial y metalúrgico a los que pertenece. El índice de incidentes en el centro de trabajo de Alcoa en España, que es siempre inferior al de los sectores industrial y metalúrgico, se ha reducido en más de 8 veces en los últimos cinco años.

El liderazgo de los centros de Alcoa en España en salud y seguridad en el trabajo está reconocido públicamente por empleados y expertos. Así, en 2002, Alcoa recibió en España el premio PREVER, que es concedido por el Consejo General de Asociaciones Profesionales de Graduados de Universidad en Relaciones Industriales, en reconocimiento por los esfuerzos que ha realizado Alcoa a favor de la Prevención de Riesgos Laborales, y en 2001 obtuvo el Premio Nacional a la Salud y Seguridad en el Trabajo, que es concedido por la Asociación de Subsidios Nacionales.

Alcoa considera que sus logros en el tema de salud y seguridad en el centro de trabajo son el indicador más importante de liderazgo mundial. Sin embargo, aunque estos logros son extraordinarios, piensa que no son suficientes para alcanzar su objetivo: cero accidentes en el centro de trabajo, efecto cero sobre la salud e impacto cero sobre el medio ambiente. El coeficiente mundial de Alcoa es un accidente por cada 1,25 millones de horas trabajadas.

Este éxito se debe al fuerte compromiso de Alcoa con la salud y seguridad de sus empleados, pero la clave para el éxito es la implicación personal de cada empleado, que convierte este compromiso en algo propio. El objetivo de Alcoa es que sus empleados vuelvan a sus casas, después de cada turno de trabajo, en las mismas condiciones de salud en las que llegaron.

En España, Alcoa tiene 5.000 empleados y 13 fábricas que producen óxido de aluminio, aluminio primario, productos laminados, productos extruidos y tapones para botellas de plástico.